El PDF.

Buena parte de los trabajos que realiza un diseñador o diseñadora gráfico termina materializado en un PDF (Portable Document Format) listo para mandar a imprenta y ser reproducido tantas veces como sea necesario.

Por lo general ya estamos acostumbrados a utilizar PDF en un montón de actividades: leemos revistas, periódicos o boletines en PDF, sirve para reproducir material escaneado, libros, lo utilizamos también para guardar documentos y que el archivo sea compatible con cualquier ordenador. Pero en nuestro caso, además, es el estándar con el que se trabaja en la industria gráfica.

Para darnos cuenta de la importancia de este formato en la comunicación actual, basta decir que existen unos 1000 millones de archivos PDF y es de suponer que esta cifra sube por millares en cuestión de horas.

El PDF reúne unas características bastante idóneas para trabajar y compartir documentos que posteriormente vayan a ser impresos. Por un lado destaca su alta compatibilidad: prácticamente se puede visualizar y trabajar con un PDF desde cualquier plataforma. Aunque creado por Adobe, el PDF es un estándar abierto. Por otro lado un PDF es capaz de incrustar toda la información que necesita una imprenta para reproducir un documento: tipografía, texto, imágenes, tintas, organización de los elementos en página, marcas de corte, etc.

El estándar utilizado en la industria gráfica es el PDF/X-1, que no deja de ser un archivo PDF pensado para contener la información relevante para trabajar en el entorno de las artes gráficas.

El PDF/X-1 obliga a incluir los elementos necesarios para procesar un documento y además impone que el espacio de color sea descrito en CMYK.

En esta página encontrarás mucha más información sobre los estándares PDF/X-1 y otras cuestiones relacionadas con el PDF.

Podemos crear un PDF bien exportando o guardando en formato PDF desde muchos programas como cualquier programa de Adobe, QuarkXPress, Scribus, OpenOffice, Word y otros programas de Microsoft, Pages etc. O bien creándolo mediante algún programa específico como Adobe Acrobat Distiller,  el programa libre PDF Creator.

El último paso antes de mandar un PDF a imprimir consiste en comprobar que no contenga ningún error.

Entre otras comprobaciones conviene chequear que la tipografía esté correctamente incrustada (nos podemos evitar disgustos si utilizamos una tipografía OpenType), que todas las imágenes estén enlazadas y a su correcta resolución, que están incluidas las marcas de corte y de sangre, etc.

Una vez hechas todas las comprobaciones ya tenemos el PDF listo para mandar a imprenta.

Anuncios

Acerca de porlastramas

Preimpresión, diseño y materias afines.
Esta entrada fue publicada en Informática y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s