Los modos de color.

Uno de los trabajos centrales del preimpresor será el tratamiento de imágenes, por lo tanto una de las primeras cosas que debemos conocer son los distintos modos en los que se van a presentar, en nuestros ordenadores, las imágenes con las que vamos a trabajar con el objetivo de que puedan ser correctamente impresas.

Una imagen puede presentarse como:

  • Una imagen de línea, o de mapa de bits.
  •  En escala de grises.
  • Dependiendo del número de colores que empleemos, las imágenes serán monotono, duotono, tritono o cuatritono.
  • Para reproducir el color en un monitor tendremos imágenes en RGB y para la impresión tendremos el CMYK.

Las imágenes de línea, o en mapa de bits, son imágenes que sólo admiten información de 1 o Ø por píxel, donde el Ø indica blanco y el 1 negro.

A la hora de imprimir imágenes en mapa de bits debemos elegir una resolución de salida que irá desde los 8oo ppp (Píxeles Por Pulgada) para el papel prensa a los 1200 para otros tipos de papel.

En las imágenes en escala de grises cada píxel se mueve en un rango que va del Ø para el valor más oscuro al 255 para el valor más claro.

Debemos de tener en cuenta que aunque hablamos de 256 gradaciones de color, en imprenta sólo se pueden reproducir unos 50 niveles de gris por tinta, por lo tanto si queremos lograr una mayor gama de color debemos de introducir más tintas en la impresión

Hablamos de imágenes duotono cuando utilizamos dos tintas para la impresión, generalmente la tinta negra y un color directo pantone, a medida que vayamos añadiendo una tinta más obtendremos imágenes tritono e imágenes cuatritono. Debemos saber que para crear una imagen duotono en Photoshop, previamente habremos tenido que convertirla a escala de grises.

A la hora de trabajar con imágenes en color en el proceso de escaneado o en la reproducción de imágenes en monitores estaremos trabajando con el modo de imagen RGB. En este caso la imagen tiene unos valores de Rojo, Verde y Azul por cada pixel y, como sucedía con las imágenes en escala de grises los valores más cercanos a Ø indicaran tonos más oscuros y los valores más cercanos a 255 indicaran colores cercanos al blanco.

Cuando queramos reproducir una imagen a color en un producto impreso trabajaremos en modo de imágenes CMYK. Esto se debe a que la reproducción de colores con tintas se hace mediante la adición de tintas Cian, Magenta, Amarillo y Negro.

Para pasar del modo de imagen RGB de nuestros ordenadores al modo de imagen CMYK de la impresión se debe realizar una operación denominada separación de colores que consiste en indicar cuanta tinta vamos a utilizar de color cian, magenta, amarillo y negro en la mezcla durante el proceso de impresión.

A la hora de trabajar en CMYK debemos de tener en cuenta, entre otros factores, el ángulo de la trama para evitar el efecto moire o que el modo CMYK tiene una menor gama tonal que el modo RGB.

Más información en:

JOHANSSON, Kaj, LUNDBERG, Peter, RYBERG, Robert. Manual de producción gráfica : recetas. 2ª Ed. Barcelona : Gustavo Gili, 2011.

Anuncios

Acerca de porlastramas

Preimpresión, diseño y materias afines.
Esta entrada fue publicada en Tratamiento de imagen y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s